Lo Mejor de Cada Continente

Cuando nos planteamos la posibilidad de tener nuestro propio café nos llenamos de ilusión y las posibilidades se multiplicaban por días, en ese momento te enfrentas a un mar de dudas que poco a poco vas despejando más con un viaje a tu interior, a tu esencia que con la búsqueda exterior de un supuesto maná.

La búsqueda de un café que nos represente supone un ejercicio extra de responsabilidad, para con nuestros antepasados y nuestra clientela actual y futura. Y es en ese encuentro entre nuestra clientela actual y futura donde quizá nos costó más decidir qué queríamos.

Hoy por hoy los tiempos, y los sabores del café están cambiando, la búsqueda natural de la excelencia es un trabajo diario que implica formarse, conocer, probar y preguntar, volver a reformular el estándar y empezar de nuevo. Por ello definir un sabor se antojaba complicado.

En ésta búsqueda y evolución en el Central hemos pasado por varios tostadores, desde el originario Cafés Castel que tostaba en Málaga, de ahí pasamos a Productos del Café en el que convivimos y compartimos muy buenos momentos con el equipo de Santa Cristina a los que estaremos siempre agradecidos, desde ahí dimos un salto de cualitativo importante con Cafento y con la creación de cafés hechos especialmente para nosotros como eran el 1954, el Maestro y nuestro descafeinado, todo un lujo, y al equipo tanto de Asturias como al de aquí de Andalucía siempre estaremos agradecidos. Nos han tratado fenomenal. 

De ahí, y siempre buscando la excelencia y poner a nuestro café en un escalón superior nos formamos, probamos distintos cafés en distintas provincias, de todas partes del mundo,... sólo nos hacía falta encontrar el equipo de personas perfecto para poder dar el salto a un café tostado por nosotros, tostado en nuestra Málaga, bajo nuestro sol y en un establecimiento propio.

En medio llegó el Central Malagueta, muy castizo y a la vez un soplo de aire fresco en la Malagueta, un barrio tan agradable, tan soleado con su playa y su plaza de toros, un barrio con carácter propio, del que nos enamoramos, y en el que contamos con un equipo pequeño pero del que estamos muy orgullosos, amables, rápidos, abiertos a los cambios, responsables y muy simpáticos. 

Y así, para dos cafeterías con carácter propio nos propusimos crear nuestro propio tostador en el centro de Málaga para un café especial y excelente, pasamos de un café tostado para nosotros a un café tostado por nosotros. 

Para llegar aquí hemos contado con la inestimable ayuda de varios baristas y compañeros de viaje que merecen su reconocimiento, capaces de sacar el mejor sabor de nuestro café, no olvido los cafés que preparaba Manuel Amate, tan rápido y capaz cuando ni existían los baristas como hoy en día, Rocío Cubiles que lateaba espectacularmente, Jaime García buena persona, amable, eficaz y que nos mostró con sencillez y no sin esfuerzo que un café puede ser bien hecho y bien servido sin ser lento, todo un logro ... hasta que por el destino llegó Rabi Aouam, que no solo es barista, es Q grader, varias veces campeón de Andalucía de barismo, subcampeón de España y que ya llevaba bastante tiempo tostando, tenía mucha experiencia en cafetería clásica e incluso había tenido una cafetería propia que lo hacía muy bien como era Kima Coffee. Desde entonces el nivel de nuestro café no ha parado de crecer.

La unión de Rabi con nosotros, con nuestro equipo (que es bastante grande, al menos de corazón, jejeje)  con nuestras ganas de crecer y de hacerlo bien nos ha llevado a poder tener en nuestras manos nuestro propio café, un camino lleno de esfuerzos, de ilusión, de alegrías y de contratiempos, que en una taza une modernidad y tradición, Málaga y el mundo entero. 

Desde entonces hemos tostado sólo cafés de especialidad en la coqueta Plaza de San Francisco y no paramos de buscar una excelente taza de café primero espresso y después la mejor taza de café de filtro,... y así todos los días. 

Buscando el mejor sabor, las mejores fincas, un comercio más justo... nos lleva a comprar café de todo el mundo desde Colombia, Brasil, Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador o Etiopía, KeniaBurundi,.... y las que iremos encontrando en esa búsqueda de un sabor mejor, de un mundo mejor. 

Desde los sabores a chocolate negro con notas dulces de nuestro propio Blend, hecho a su vez con cafés de especialidad, una pequeña locura hecha café, que ya te puedes a tu casa y desde luego saborear tanto en la Plaza de la Constitución como en La Malagueta. 

Ven a pide el café a tu gusto, cierra los ojos y saborea el sabor de la historia, una historia con mucho futuro. 

Language
Open drop down